Home / Gastronomía / Cocinar para desestresarse

Cocinar para desestresarse

Cocinar puede ser una tarea estresante para muchas personas que cocinan por obligación. Más de una vez he oído a mi madre decir “Buff”¿qué voy hacer hoy para comer? y la entiendo, porque cuando cocinar es una rutina no tiene nada que ver a cocinar por afición o hobby.

Sin embargo cocinar puede ser relajante, casi terapéutico y además es tremendamente gratificante para quienes llevan una vida laboral estresante.

Está claro que si llegamos cansados de trabajar y tampoco tenemos mucho tiempo en casa, no nos vamos a liar a preparar una receta complicada y larga, pero simplemente cocinando un plato sencillo que nos guste ya nos sirve para desestresarnos un poco.
Cuando quieres sorprender a tus amistades y cocinar para ellas, te ocuparás de elegir un buen menú y a ser posible el mejor maridaje. ¡Ya tienes trabajo!, buscar las recetas, comprar todos los ingredientes y cocinar. Es entonces cuando cobras el control con el cuchillo, la tabla y la paleta.

A medida que vas cocinando empiezan a emanar unos aromas que probablemente te recuerden algún plato que ya habías probado en casa de tu madre. En ese momento tu memoria olfativa te conecta con tus emociones y te produce bienestar.

El sumun de la satisfacción viene cuando tus invitados/as te elogian y aplauden por tu trabajo, las endorfinas se multiplican porque te sientes feliz y satisfecho/a de tu obra.

La cocina nos ayuda a desconectar del día a día, a olvidar los problemas y a descansar la mente, nos permite meditar y descansar mientras los aromas que surgen nos despiertan emociones reconfortantes. Sea cual sea el motivo principal, cocinar no es sólo esencial para alimentarnos, también nos entretiene y nos relaja.

Y si te gusta cocinar siempre puedes apuntarte a cursos y actividades lúdicas de cocina para ponerte al día de forma divertida.

Compartir en:

Check Also

The Sushi Room

La marca The Sushi Room es una referencia de la cocina japonesa y Nikkei en ...